Nada mejor que probarlo!

Muchas personas rechazan el té verde o negro a causa de la cafeína. Es cierto que el té contiene cafeína, pero la cafeína en sí no es mala. En el té, la cafeína aparece unida a las catequinas (taninos), lo que hace que el té sea una bebida bien tolerada. Además no todos los tés son iguales, ya que existen muchos tipos con cantidades diferentes de cafeína, que pueden estimular, pero no causan nerviosismo. Por el contrario, en el café, la cafeína aparece ligada a ácidos clorogénicos, lo que puede provocar malestar estomacal y genera mucha más agitación.

 

Teatime

 

Dentro de los tés verdes japoneses, existen dos modalidades con poca cafeína: el Bancha, que se elabora con las hojas más desarrolladas, por lo que casi no contiene cafeína, aunque sí una alta concentración de hierro, cinc y otros minerales. Su consumo se recomienda durante el embarazo y puede ser tomado por toda la familia durante el día. Por otro lado, el Kukicha está compuesto en un 90% por tallos, que prácticamente no tienen cafeína. Al igual que el Bancha, contiene muchos minerales, pero tiene un sabor más dulce y refrescante. Es apropiado también para tomarlo a última hora de la tarde.

Para los que busquen energía se recomienda el Sencha, el té más equilibrado en cafeína, vitaminas y minerales. Existen varias categorías, dependiendo del momento de la cosecha, de la selección de hojas y de su elaboración. Más estimulante es el Gyokuru, para el cual se utilizan las hojas más jóvenes de la primera recolección que han crecido a la sombra y tienen una elevada proporción de cafeína.

Un truco para evitar que haya demasiada cafeína en cualquier té consiste en despejar el agua justo después de haberla vertido sobre las hojas. Así el té pierde de inmediato el 80% de su cafeína.

No hay nada mejor que experimentar!